[Valid Atom 1.0] OCIO DE VICTOR: Business Impact: Jugando con la realidad aumentada

sábado, 12 de noviembre de 2011

Business Impact: Jugando con la realidad aumentada

Los juegos están familiarizando a los usuarios con el modo en que el mundo digital y el físico pueden combinarse.


A medida que las interfaces gráficas de usuario sustituyeron a los sistemas basados ​​en texto durante la década de los 80 y 90, los ordenadores a menudo se vendían con uno o dos juegos, como el Solitario de Microsoft (arriba a la derecha), destinados a ayudar a la gente a sentirse cómoda con la tecnología. Hoy día, los juegos están desempeñando un papel similar con la realidad aumentada, que superpone información digital en el mundo físico (como por ejemplo el sistema Sixth Sense, de uno de los TR35 de 2009, Pranav Mistry, mostrado arriba a la izquierda). Una serie de juegos nuevos, que aprovechan las mejoras en calidad de la computación y el hardware de visión a nivel de consumo, sirven como demostración del potencial de la tecnología ante los nuevos usuarios y ayudan a crear una demanda de hardware y software aún mejor, especialmente para dispositivos móviles tales como los teléfonos inteligentes y las tabletas.
Aunque nunca se estrenó comercialmente, ARQuake, creado en 2000, es ampliamente reconocido como el primer juego de realidad aumentada. Desarrollado por Wearable Computer Lab en la Universidad de Australia del Sur, el juego se basó en una versión muy modificada de Quake, el shooter en primera persona súper ventas de 1996. Jugar a ARQuake requería el uso de un casco con una pantalla y un sistema de seguimiento de campo de visión conectado a una mochila con un ordenador portátil y un GPS. Un controlador en forma de "pistola" proporcionaba la entrada de datos.
En 2009, se lanzó EyePet para la consola de juegos PlayStation 3, sobre la base de la investigación acerca de la realidad aumentada llevada a cabo por Sony. Una cámara conectada a la consola hacía un seguimiento de los movimientos de una tarjeta objetivo especialmente marcada que podía llevar puesta el jugador o ser colocada sobre una superficie (en las versiones posteriores este objetivo fue reemplazado por controladores especialmente diseñados para funcionar con el sistema de seguimiento de movimiento de Sony). La PlayStation 3 utiliza el objetivo o el controlador como punto de referencia para superponer la imagen de una amistosa mascota virtual sobre lo que captura la cámara. Mientras se ve la vista aumentada en la pantalla, el jugador puede interactuar con la mascota moviendo el objetivo o colocando objetos cerca de él.
En los últimos años, los teléfonos inteligentes han proporcionado una plataforma nueva y ligera para los juegos de realidad aumentada. Al igual que el EyePet original, ARDefender, desarrollado por la compañía francesa Int13 y lanzado en 2010, utiliza un marcador objetivo. Dicho objetivo se descarga del sitio web de Int13, para ser posteriormente impreso y colocado en cualquier superficie plana, que a continuación se convierte en un campo de batalla al ser vista a través de la cámara. En el juego, el jugador utiliza controles de la pantalla táctil para defender una torre contra atacantes.
ARDrone, diseñado y desarrollado por otra empresa francesa, Parrot, combina los juegos de realidad aumentada y la tecnología de helicópteros controlados de forma remota. El juego permite a los jugadores el control de un helicóptero de cuatro rotores con una aplicación de teléfono inteligente que se comunica con el helicóptero a través de un enlace wifi. Mientras que el helicóptero está en vuelo, el teléfono inteligente muestra una secuencia de vídeo captada por una cámara montada en la parte delantera. La aplicación permite al usuario no solo hacer volar el helicóptero, sino también jugar a un juego de carreras, a un shooter estilo cacería y a otros, superponiendo objetivos o aviones enemigos sobre la vista del jugador.
ShootAR, que actualmente está siendo desarrollado por Future Reality Games Company, es un shooter en primera persona que prescinde de los marcadores que usan EyePet o ARDefender, permitiendo jugar al paintball virtual con sus amigos en casi cualquier entorno. El uso de la cámara del teléfono inteligente para mostrar una capa de estadísticas de juego y armas sobre el mundo real, hace que este juego sea muy similar al ARQuake original, pero sin todo el hardware adicional. En pocos años, los requisitos para los juegos móviles de AR han pasado de equipos valorados en miles de dólares a un teléfono de solo unos cientos.
FUENTE: technologyreview.es
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LO MAS VISTO EN YOUTUBE