[Valid Atom 1.0] OCIO DE VICTOR: ¿La radiación de la planta de Fukushima llegará a tu casa?

miércoles, 16 de marzo de 2011

¿La radiación de la planta de Fukushima llegará a tu casa?

En su último post en Cuida tu salud, el doctor Elmer Huerta vuelve a enfocarse en la emergencia nuclear que se vive en Japón


En este post trataremos de aclarar algunos conceptos con respecto a su riesgo personal o al de su familia debido al accidente nuclear en Fukushima. Quiero aclarar que los conceptos que vamos a verter se cumplen para todos los habitantes del planeta, excepto para los heroicos trabajadores que están intentando enfriar los sobrecalentados reactores. Ellos están muy cerca del problema y podrían morir en su trabajo.
Como dijimos antes, los efectos de la radiación dependen de la dosis de radiación, del tiempo de exposición y de la distancia a la fuente que despide las radiaciones.
Analicemos en primer lugar el asunto de la distancia:
En este accidente nuclear, la fuente primaria o principal de radiación son las barras de Uranio-235 ubicados en el centro mismo del reactor nuclear en Fukushima. Quien más cerca se encuentre de esas barras, mas peligro tendrá (de allí el riesgo que tienen los heroicos trabajadores).

La fuente secundaria de radiación se produce cuando la fisión de esas barras de Uranio-235 dentro del reactor accidentado forma isótopos radiactivos como el Cesio-137, el Estroncio-90 y el Yodo-131, que se convierten también en fuentes de radiación.
Si ocurriera una gran explosión de la planta, esos elementos o isótopos radiactivos (Cesio, Estroncio y Yodo radiactivos) podrían llegar al aire, al agua y a los animales cercanos a la planta de Fukushima, y de allí empezar a distribuirse a otros lugares en el noreste de Japón.
Aquí es donde entra el concepto de la dosis…
La dosis o cantidad de esos isótopos radiactivos (Cesio, Estroncio y Yodo entre otros) se diluye en el aire y en el agua, de tal modo que a medida que nos alejamos del centro del problema (Fukushima), menos son las probabilidades de absorber esos elementos radiactivos.

De tal modo que podemos decir que este asunto debemos verlo como un desastre ecólogico LOCAL, en Fukushima y sus alrededores y máximo en la costa nororiental del Japón. Si ocurriera lo que se llama el “meltdown” o “derretimiento completo” de las barras de Uranio-235 y una explosión, los efectos quedarán básicamente allí. En ese ecosistema y sus alrededores, la cantidad de isótopos radiactivos en el suelo y en el agua sería enorme y obviamente, en esa zona geográfica, el ser humano no podría vivir jamás por el enorme peligro de contaminación radiactiva.
Pero usted amable lector en el Perú, México o Estados Unidos, ¿tiene algo que temer?
La respuesta es NO. En ese sentido, el correo electrónico que recibió el amigo mío no tiene ningún asidero científico. Si bien es cierto que como consecuencia de una probable explosión en Fukushima podría producirse una nube radiactiva, esta se diluiría muchísimo en su recorrido a través de los miles de kilómetros que separan Japón de América o de Europa. Los elementos radiactivos disminuirían tanto en su concentración que no habría manera de saber sus efectos sobre la salud humana porque, si no lo sabía, todos los seres humanos estamos expuestos diariamente a la radiación.

FUENTE: ElComercio.pe
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LO MAS VISTO EN YOUTUBE